El pasado sábado 2 de noviembre tuvo lugar en el remozado Parador Cádiz Hotel Atlántico una nueva edición de nuestra original cata de vinos de Jerez y sus cantes flamencos en la que nuestro arte interactúa con los más preciados caldos de la tierra en un maridaje único para los sentidos.

Unas 50 personas siguieron con atención el itinerario que nos llevó desde el hermanamiento histórico de vino y flamenco al análisis organoléptico de cada vino y su consiguiente armonía con el cante y toque más afín a sus características donde el sentido del oído también juega un papel fundamental en la experiencia.

Claro que en unas instalaciones tan acogedoras, originales y modernas del Parador de Cádiz Hotel Atlántico jugaron un papel decisivo los extraordinarios vinos de esa gran familia vinatera que desde 1865 es González Byass. De este modo fino Tío Pepe; amontillado Viña AB; oloroso Alfonso; palo cortado Leonor y cream Solera 1847 fueron el elemento fundamental para sacar todo el partido a las emociones que transmiten el jerez y el cante cuando se funden en uno.

Junto a los vinos el extraordinario cante del joven Ezequiel Benítez quien hizo las delicias del público junto a la guitarra de José Ignacio Franco interpretando un estilo de cante a cada uno de ellos como bulerías, bulerías para escuchar, soleá, siguiriyas o fandangos.

La organización del evento tuvo al frente a José Luis Almagro de The Sherry Wine Room y la dirección del acto José María Castaño, autor de la idea original Flamenco & Sherry Experience, quienes salieron muy satisfechos del disfrute integral del público asistente.